Doctorado… llega su fin!

La semana pasada pasé los últimos test a la última familia que forma parte de este estudio. No sabría explicaros cómo me sentí porque ha coincidido con un mes especialmente intenso en mi vida, con muchos cambios, muchas emociones a gestionar a nivel personal. Pero no es algo que no merezca celebrar… parecía que nunca llegaría por las complicaciones logísticas de estos últimos meses en la UCIN debido al brote de Serratia, que hizo que tooooodo fuera más lento, más complicado. Pero -como decía mi abuela- todo llega y pasa.

Hoy retomo mi horario de trabajo frente al Mac (¡que por cierto no os he contado que me vine arriba y me autorregalé un nuevo ordenador!), horas de revisión, de leer lo que he puesto y darme cuenta del trabajazo que hay ahí…pero del que aún me queda por hacer.

También comienza mi andadura con el SPSS, meter datos y más datos, ver los resultados, analizarlos… y comenzar con las Conclusiones. Y os aseguro, que me da vértigo. Ese vértigo que me ha tenido unas semanas parada frente a la hoja en blanco. Pero ¿sabéis qué?… también me toca disfrutar. Del trabajo hecho, del esfuerzo titánico que ha supuesto con mi ‘giro de vida’, de las muchas horas en sesiones de intervención que he realizado, de las horas de observación directa en el grupo control, de las lágrimas de emoción que hemos derramado, de las grandes sonrisas que nos han sacado esos ‘pequeñajos’ y de las muchas familias que he conocido.

GRACIAS, porque sin que me dejárais compartir vuestras vidas nada de esto hubiera sido posible.

Captura de pantalla 2018-11-26 a las 13.22.19.png

Así que café en mano, sigamos tecleando y soñando!

 

 

Anuncios

Musicoterapia en la UCI Neonatal del Hospital San Pedro, Logroño.

Mañana es mi último día en la UCIN del Hospital San Pedro de Logroño… y no he sido consciente de lo que significa hasta ahora que cierro mi carpeta con los datos, cuestionarios y preparo -como siempre la noche de antes porque me despierto muy pronto- la ropa, zapatos, cuadernos, instrumentos. Esta vez se vienen conmigo las dos últimas canciones compuestas por las familias para sus bebés prematuros, y me emociono.
 
Mi despacho
He aprendido mucho de todas y cada una de las personas que forman esa Unidad. Desde las neonatólogas, residentes, matronas residentes, enfermeras, auxiliares, celadoras, limpiadoras… TODOS son importantes cuando cuidan y miman a las familias. Desde quien te da las noticias (los “partes”), las que te ayudan a darle sus primeros biberones, las que te dicen “qué majico” (y eso por estas tierras significa que te queda nada para irte a casa!), hasta quien te dice mientras limpia “no te muevas, con que levantes los pies yo me apaño” para que tú -madre- sólo cierres los ojos y puedas sentir a tu bebé en kanguro.
 
Sin duda, soy mucho mejor protoinvestigadora, mucho mejor musicoterapeuta, pero sobre todo mejor persona. Me llevo siempre de vosotros para seguir dando a otras familias toda mi esencia. Hoy -en la UCIN del HUMS- así ha vuelto a ser.
 
 

G R A C I A S de C O R A Z Ó N

[porque os llevaré siempre ahí]
 
 

LA MÚSICA DESDE EL INICIO HASTA EL FINAL DE LA VIDA

El pasado lunes 14 de agosto me invitaron al programa de Aragón en Abierto (al sillón amarillo) para hablar sobre la música en la infancia.  La conversación fue poco a poco desde el inicio hasta el final de la vida. 

Quedan muchas cosas por contar, está claro, pero en los 9 minutos que duró nuestro encuentro no se podía abarcar todo.

Hay que seguir haciendo visible lo invisible. Lo que no se conoce.
Porque solo así, podremos atenderlo.