A SSMM Los Reyes Magos de Oriente

Y llega el día de la magia, de la ilusión, de los que se acuestan pronto cerrando los ojos para dormirse pidiendo un deseo: que vengan pronto SSMM Los Reyes Magos de Oriente.
Esos que llevan tanto camino recorrido para estar esta noche en las casas de todos y cada uno de los niños que les han escrito con todo su amor.
Yo escribí también mi carta en la que ponía:

Queridos Reyes Magos:

No sé si estáis al tanto de todo lo que ha ocurrido este último año a nuestro alrededor. Cómo nos ha cambiado la vida, el mundo que nos rodea. Y sobre todo, cómo les ha cambiado la infancia a aquellos que ahora les toca transitarla. Os confesaré que a veces lloro cuando veo a esos niños interiorizando que la distancia y el no-contacto con los demás, es lo «normal». ¿Cómo les haremos entender después que lo más bonito que puede haber es una abrazo? Ya lo veremos cuando llegue… porque nos tocará rehacerles de nuevo. ¡Qué duro ha sido para los niños! No sabéis lo que han aguantado, lo que se han adaptado, y lo que encima han tenido que escuchar. Ellos, son la magia. Ellos, son el milagro.
Así que este año, no os pediré nada material. Tengo de todo -y seguro que me sobra mucho-. Tan solo quiero que podáis dejarles unas palabras escritas debajo del árbol. Encima de sus zapatos… sí, sí, donde los caramelos. ¡Que así lo verán lo primero! Y que les podáis recordar lo maravillosos que son. Lo orgullosos que estamos todos de ellos. Y que son suficientes con ser quiénes son.

Gracias de corazón por llevar tantos años trayendo magia a mi vida.
Os quiere,
Carla

Zascandil :: Menú del Día de Reyes