El amor por los demás: el vínculo en musicoterapia

Hace doce años comencé mi carrera profesional como musicoterapeuta. Por aquel entonces estaba ávida de conocimiento. Me interesaban todos y cada uno de los ámbitos de intervención de esta disciplina (preventiva, educativa, social, sanitaria) y recuerdo que mi energía -tan potente- me hacía no sentir cansancio aunque apurara las horas del reloj.

Una de las cosas que me hicieron estudiar musicoterapia fue justamente porque aúna mis dos pasiones: el amor por la música y el amor por las personas. Y eso, no ha cambiado. Sino que ha crecido.

El jueves pasado en el momento final de la sesión con A -un niño al que conocí al poco de nacer y al que acompaño desde entonces- Eloisa, su mamá, me dijo:

– Carla ¿sujetas a A un momento mientras me pongo la mochila?
– Por supuesto -respondí.

Y en ese momento, se apoyó en mi hombro y me abrazó. Y en ese abrazo nos comunicamos de una manera totalmente natural lo que sentimos el uno por el otro: respeto, cariño, confianza, seguridad y un amor profundo.

No encuentro realmente las palabras exactas que puedan describir cómo me conecto con cada uno de ellos, porque creo que no las hay. Creo que solo se entiende si eres capaz de mirar más allá de una «carcasa», de crear un lazo rojo que nos une de por vida, si al tocarle dejar que todo fluya y si lo vives con todo tu ser. El vínculo terapéutico.. tan necesario para avanzar en el proceso de intervención, ya que significa confianza plena en el otro. De ahí que siempre remarque en las conferencias, sesiones clínicas o conversaciones profesionales la importancia del respeto máximo hacia el paciente.

Cuando A. coge uno de los dedos de mi mano, o cuando interactúa con su madre a través de nuestro lenguaje que es la música, hay algo que hace ‘clic’ en nuestro interior. Ellos -y solo ellos- son quienes -sin saberlo- me han regalado una mejor versión de mí. Para que aprenda mucho y pueda llevarlo -como si fuera una tubería- a otros niños.

Por eso siempre suenan conmigo aunque ya no estén, y los siento siempre cerca. Estos días pensaba:

¿cómo me enseñó A a acercarme a alguien que no mira como yo pero que ve el mundo a través de todos los radares de su cuerpo?

¿cómo aprendí de él que el silencio es maravilloso y que a veces solo necesitamos la presencia y no el sonido?

¿cómo fuimos progresivamente utilizando los panderos para descubrir las ‘barreras’ de movimiento y así ir poco a poco mejorando la apertura de brazos, o el movimiento de los dedos?

¿cómo me mostró A a su propia mamá para que yo aprendiera a acercarme a otras familias?

Gracias Eloísa por captar este instante que permanecerá siempre en mí.
Y dejarme mostrarlo al mundo.

MUSICOTERAPIA Y EL FINAL DE LA VIDA EN FORMA DE DOCUMENTAL

Quien veis apoyado mirando el horizonte se llama Arturo Méndiz y es productor y director de cine. Quien me llamó un día, tras buscarme e informarse sobre mí, y con quien conecté de una manera maravillosa desde el primer momento en que nos vimos [aunque fuera de manera virtual]. Desde ese día hemos trabajado mano a mano para hacerlo realidad…de la mano de Mauro Colombo -director de cine con una forma de ver el mundo y estar en él muy especial- al que veis con esa sonrisa que lo ilumina todo y quien será el encargado de mirar con su cámara a esta chica que os escribe.

Puede ser una imagen de 1 persona

De compartir mi mundo, la forma de sentir la vida, la música que suena mientras miro a los ojos a niños que son mucho más que eso, familias a las que acompaño, momentos íntimos que compartimos.

Aún recuerdo su voz grave diciéndome “¿por qué los niños?”, y como yo mirándole a los ojos [mientras intentaba traspasar la pantalla] le contesté : “porque los niños también se mueren. No algo exclusivo de los adultos. Y hay que honrarlos”.

Sé que cuando hablo de mi labor de vida, hay gente que mira hacia otro lado o me dicen que no les cuente nada, que qué duro lo que hago… y en cambio siempre les abro los ojos ante el valor que tiene el estar a su lado, con música, silencio, juegos, lágrimas… la vida. Que soy yo la que siente la profunda suerte de conocerlos, de que formen parte de mi vida y yo de la suya. Y que sí, que me da un zarpazo en el corazón cuando se van, pero que -como dice la Dra. Sylvia Beldaes el “peaje” que pagamos por ser parte de sus vidas.

Que los llevo a todos en un lugar especial de mi interior. Y que a veces se me caen las estrellas de los ojos cuando les recuerdo, o cuando sus familias me escriben tiempo después. Pero no dudéis que son de amor.

Gracias -siempre- Arturo y Mauro por haberos cruzado en mi camino.

Nos vemos esta semana por Zaragoza para vivir, emocionarnos, mirar -con el corazón- y rodar!

«Música y Vida» el nuevo espacio de música y musicoterapia en Aragón Radio

Hace ya varios meses Paco Doblas, periodista y Director de «Despierta Aragón» de Aragón Radio me propuso colaborar dentro de su espacio. Me pareció una idea maravillosa que me ofrecía la posibilidad de contar a la sociedad mi mundo: la música y la vida.

https://www.cartv.es/aragonradio/programas/despierta-aragon

Dejé un tiempo para cerrar algunas heridas que tenía abiertas tras momentos de cambios y llevo ya semanas trabajando para dar lo mejor de mí misma en este formato que tanto me gusta: la radio.

A partir de este lunes 22 de febrero -los dos patitos, como decía mi abuela. Gracias por el guiño desde el cielo- nos vamos a estar encontrando a través de diferentes experiencias musicales -terapéuticas, interpretativas, vitales- y compartiendo muchas historias de música y vida.

Bienvenidos a esta nueva etapa de mi vida. Todo comienza con un nuevo Latir.

[Gracias Paco, por creer que mi voz puede trasmitir tanto]

Musicoterapia: un camino arduo de sueños cambiantes

Mis sueños cambian, crecen… pero no desaparecen. Hoy me recuerda Facebook este momento de hace 3 años, justo el día en el que estoy elaborando un trabajo sobre la importancia de los teratógenos en el desarrollo cerebral del niño y leo el artículo de Kok et al. (2015) Normal Variation in Early Parental Sensitivity Predicts Child Structural Brain Development, donde estos autores afirman que «La variación normal en la calidad del cuidado se relaciona con los marcadores de un desarrollo cerebral óptimo en niños». La importancia del acompañamiento del adulto durante la infancia de los niños tiene un alto impacto en el desarrollo cerebral de los mismos. Si ademas -a nivel prenatal- se le proporciona una estimulación musical, según Hyde et al. (2009), quince meses después se observan cambios en la propia estructura cerebral (lo que muestra una mejora en las habilidades cognitivas, musicales y motoras de los niños).

Y son justamente estos beneficios a nivel pre y perinatal los que abordamos desde el proyecto de Música para Nacer, donde la música se utiliza de una manera global, integral y científica para promover en las familias un cambio en el paradigma del acompañamiento del bebé por nacer, haciendo hincapié en la importancia de la música a nivel de desarrollo sensorial, afectivo, social y cognitivo.


Y dichas estas reflexiones… me dispongo a preparar mi sala para las sesiones virtuales de musicoterapia preventiva que realizamos esta mañana con las familias Araprem (Asociación de prematuros de Aragón), y que tanto estoy deseando. Una nueva jornada para traspasar las pantallas y «colarme» musicalmente en sus casas.


[Feliz fin de semana]

MUSICOTERAPIA PRENATAL: Música para Nacer comienza en Zaragoza

Después de mucho tiempo, tesis doctoral mediante, aprendizajes maternales… en febrero sentí que era el momento para abrir este nuevo espacio, como comenté en entradas anteriores del blog de Música para Nacer y Crecer. Pero todo se torció con la situación sociosanitaria que nos ha tocado vivir.

Durante el periodo de confinamiento reflexioné mucho sobre las diferentes situaciones que estaban agravando el proceso de vinculación materno-filial prenatal, por lo que comencé a elaborar un programa que pusiera el foco en las variables que podían estar mediatizando el proceso vincular y es ahora cuando todo cobra vida con la apertura de estos grupos de musicoterapia prenatal.

Ahora siento todavía una mayor responsabilidad por todo lo que ha supuesto -y supone- para las mujeres estar viviendo su proceso de maternidad en un contexto sociosanitario como el que estamos viviendo. Por lo que me emociona poder abrir este espacio de acompañamiento musicoterapéutico dedicado a la etapa prenatal.

Música para Nacer pone en primera línea la importancia de la presencia a través de la música, el sonido, la voz, la vibración, la visualización, la percepción corporal… como una de las mayores herramientas para transitar por este proceso tan transformador de la vida.

Cumpliendo con las medidas sanitarias de prevención del covid-19, hemos establecido:

  • desinfección de la sala antes y después de su uso
  • se mantendrán las distancias de seguridad
  • uso de gel hidroalcohólico a la entrada y salida
  • el uso de los instrumentos musicales en cada sesión será individual
  • el material en papel (repertorio o material anexo) será enviado por email para su impresión o su uso en dispositivos electrónicos (IPad o Tablet)
  • cada persona dispondrá de una esterilla propia que será debidamente desinfectada
  • se hará uso de mascarilla durante las sesiones
  • los zapatos se dejarán fuera de la sala, en una zona habilitada para ello, y se hará uso de calcetines calentitos

Toda la información para inscribirte la encontrarás en la pestaña de “SESIONES PRESENCIALES” de MÚSICA PARA NACER, o si te es más cómodo:

MÚSICA PARA CRECER: 0 a 8 meses en Zaragoza

Hace unas semanas daba comienza las sesiones virtuales de Música para Crecer, y muchas fueron las familias que me preguntaban si iba a abrir grupos presenciales y como os explicaba en una entrada anterior en el blog del proyecto, sentía que no podía abrir un espacio de experimentación musical diciendo todo el rato el “no os toquéis”, “no le dejes esa maraca”, “cada uno en su espacio”… por lo que únicamente abriría un grupo de bebés con los más pequeños ya que con ellos, las distancias no son un problema y son los adultos quienes gestionan ese trabajo sin que los bebés sean conscientes de ello.

Cumpliendo con las medidas sanitarias de prevención del covid-19, hemos establecido:

  • desinfección de la sala antes y después de su uso
  • se mantendrán las distancias de seguridad
  • uso de gel hidroalcohólico a la entrada y salida
  • cada familia dispondrá de instrumentos y material multisensorial específicos asignados en una caja y serán debidamente desinfectados
  • cada familia hará uso de una esterilla propia que será debidamente desinfectada
  • se hará uso de mascarilla durante las sesiones (se recomienda mascarilla transparente certificadas u homologadas The Communicator o Allegra Mask para la comunicación con los bebés)
  • los zapatos se dejarán fuera de la sala, en una zona habilitada para ello, y se hará uso de calcetines calentitos
  • los carritos se dejarán en la entrada

Toda la información para inscribirte con tu bebé la encontrarás en la pestaña de “SESIONES PRESENCIALES” de MÚSICA PARA CRECER, o si te es más cómodo:

Música para Nacer: nueva propuesta para este 2020

Me ha llevado tres años, los mismos que hace que fui madre, volver a abrir un espacio de musicoterapia preventiva dedicado a la etapa prenatal. Tenía, primero, que cuidarme como madre para poder acompañar a otras mujeres (y a sus parejas) en el camino de transformación de mujer a madre.

Hace unos meses ocurrió una de esas serendipias que hizo que de repente me viera con las dos manos en mi vientre, haciendo movimientos de balanceo mientras comenzaba con una mamá embarazada de mellizas. En un momento de la sesión, la mamá comenzó a llorar de amor cuando la música a acompañaba y su voz iba especialmente dirigida a sus hijas por nacer, que se movían en su interior. Ese instante, lleno de amor, me emocionó. Me hizo respirar y decidir que este nuevo año comenzaría estos ciclos de musicoterapia prenatal.

A través de este ciclo de encuentros, se pretende fomentar el vínculo afectivo prenatal, tomar conciencia de la escucha intrauterina del bebé, y potenciar la comunicación con el bebé por nacer.

Por otro lado, familiarizar a los padres con los elementos de la música y con el uso de su propia voz, mientras se utiliza la vibración y resonancia de la propia voz para activar la conciencia de las diferentes zonas del cuerpo, especialmente de aquellos que intervienen en la gestación, trabajo de parto y/o puerperio. Y, finalmente, utilizar la música con fines comunicativos y expresivos para la mejora del bienestar físico-emocional de la mujer gestante (y del padre o persona que acompaña) y el bebé.

Detalles que te llegan al corazón…

El viernes por la mañana salía de la UCIN cuando escuché un «Carlaaa», y al girarme me encontré con la mamá de M, una bebé prematura que ha participado en el grupo control de mi investigación.

Una gran sonrisa en su cara, y en la mía. Ver a M en sus brazos -después de tanto vivido desde que llegó al mundo tan pequeña y tan temprano- me emocionó. Pero… ¡qué preciosa está! Su madre, brilla al hablar de ella. No es para menos.

Estuvimos hablado un rato, y de repente me dijo «Espera», y se drigió a su madre. Sacó un detalle precioso y me dijo «Gracias por todo. Has sido tan importante para nosotros». Y me emocioné. Mucho.

Estaba a nuestro lado una de las pediatras, que había salido también de la Unidad, y añadió: «es que lo que hace Carla con la musicoterapia es importantísimo«. Y yo allí, con la piel de gallina, no puder dejar de sonrojarme y de emocionarme. Darle un abrazo a la mamá, y de decirle -de corazón- que aquí estoy. Siempre.

Que a veces parezco «liada» (y lo estoy) pero que siempre sacaré tiempo cuando me necesiten.

Una familia te regala un detalle tan liiindo para que «nunca te olvides de su bebé»… y lo que no saben es que los llevaré siempre conmigo 

 

La imagen puede contener: texto

 

NOVEDADES: Cursos de Formación del Profesorado

Muchas son las personas que me escriben en relación a los cursos de formación donde hacer una inmersión a la música de una manera sencilla, con herramientas claras que utilizar en su día a día dentro de su ámbito profesional, desde el enfoque que utilizo en mi proyecto de Música para Nacer y Crecer©

Captura de pantalla 2018-08-03 a las 8.50.56

Este nuevo curso 2018-2019 viene cargado de novedades, de nuevas propuestas musicales, de proyectos preciosos… y también de cursos. El primero será en Zaragoza, ciudad que me ha acogido tan bien y a la que le debo mucho. Durante esta jornada intensiva de 8 horas haremos una primera aproximación a la vivencia musical desde la metodología basada en la Musica Learning Theory de E.E. Gordon, la Musica in Culla® y la Musicoterapia. 

Si queréis más información, pinchad AQUI

Curso MNC 1Curso MNC 2

Acordes de vida

«Acordes de vida»,  así es como describieron -y llamaron- al reportaje sobre Musicoterapia que con tanto cariño y respeto realizaron Carlos, Diego, Paula y todos aquellos que no se ven detrás de las cámaras.

Una manera maravillosa de acercarse a lo que significan los cuidados paliativos pediátricos y la musicoterapia: V I D A.  Esa vida -corta o larga- que debemos acompañar para ofrecer bienestar, confort, miradas que lo dicen todo, silencios necesarios, movimientos voluntarios, ofrecer sonrisa, ofrecer… pero sobre todo escuchar, con todos los radares abiertos qué es lo que la familia y el niño quieren, necesitan.

Hacer visible lo invisible.
Para atenderlo por parte de toda la sociedad.
Es una responsabilidad de todos.
Para todos.

Aragón tiene la suerte de que el SALUD apostara por una Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos formada por pediatras, enfermeras, psicóloga y musicoterapeuta. Que juntas damos lo mejor de nosotras mismas a cada familia.

 

 

Desde la Delegación de Aragón de la Fundación Porque Viven estaremos todo este mes de agosto trabajando duro diseñando nuestro plan de actuación dentro de la Unidad, pero también programando reuniones, diversas actividades para recaudar fondos para seguir con el programa de Musicoterapia y poder incluir otros dentro de la Unidad.

Todo para ofrecer los mejores servicios a todas las familias y niños de la UCPPA.
¡Sigamos soñando y caminando!