Documental “Arte por prescripción”.

Hace aproximadamente dos años participé junto a Mary en un proyecto-documental en el Hospital “Ramón y Cajal” con pacientes con Alzheimer y Corea de Huntington. El alma de todo este proceso fue Martín Carril -que además de una persona maravillosa es aún mejor profesional-, quien confió en nuestro trabajo como musicoterapeutas para acompañar durante estas semanas a estos dos grupos de personas.

Pasamos momentos duros, momentos felices, momentos… vida. Al final el documental quedó en un segundo plano -como ocurre siempre con las cosas menos importantes- y nos centramos en profundizar en cada una de las emociones que surgían en las sesiones. Nos centramos -como siempre- en la vida.

Desde entonces muchas veces pienso en ellos, en A. en I. en M… y me doy cuenta de lo necesario de las terapias no farmacológicas en los hospitales [¡y no es tan caro!] y como, si hubiéramos tenido algo de apoyo, de ayuda económica, el proyecto hubiera ido creciendo y creciendo… pero desafortunadamente no es así.

Arte por Prescripción

 

Martín Carril intentó trasladar el proyecto a otros hospitales, pero en Madrid es realmente complicado [¿cómo pueden ser complicadas las cosas sencillas?]. Esta semana recibí un email que me emocionó sobremanera:

¡CHICOS, SE ESTRENA EL DOCUMENTAL! 

Y como podréis imaginar, la emoción, los recuerdos, las vivencias, los sonidos… volvieron a inundarme por completo. Estáis todos invitados ¡por supuesto! a compartir con nosotros este magnífico documental.

DÍA: viernes 26 de septiembre

HORA: 21h

LUGAR: “La Huerta de Tetuán” (Calle Matadero)
<M> Tetuán (cualquier salida.

Calle Matadero

Comida Solidaria a favor de la Fundación Porque Viven

La Fundación Porque Viven ayuda a muchísimos niños con enfermedades incurables y a sus familias sobre todo a tener un bienestar y calidad de vida. Nosotras somos sus musicoterapeutas desde hace ya casi tres años, pero hay muchos más proyectos que se llevan a cabo y que son indispensables para los niños y sus familias.

Así que si estás en Madrid, si quieres disfrutar de buena compañía y sobre todo apoyar a esta Fundación…

¡¡¡ TE ESPERAMOS !!!!

Comida Solidaria

Si queréis saber cual es el menú que disfrutaremos en familia….

Sigue leyendo

Musicoterapia en la Escuela de Música y Baile Afinarte (Madrid)

Creemos en nuestro trabajo, creemos en los beneficios que nos ofrece la Musicoterapia. Por ello, cuando juntas ilusión, sueños y horas de trabajo, tiene su recompensa.  Ya os puedo ir hablando del Proyecto de Musicoterapia que vamos a llevar a cabo en Madrid, dentro de la Escuela de Música y Baile Afinarte.

Es un proyecto en el que queremos ir dando pasos que creemos importantes, pero sin correr… que no hay prisas.

Mtpa Afinarte

Colectivos de intervención

La música creada por y para el ser humano que ahora nos devuelve el favor, sirviéndonos de gran ayuda para el tratamiento de diversas patologías, así como para el desarrollo cognitivo, físico, social y emocional  de la persona.

Atender de manera integral a las personas que acudan a nuestros servicios de musicoterapia.

Intervención directa con los pacientes de manera individual o grupal, donde además se realizarán con una serie de encuentros a nivel familiar, como herramienta complementaria al tratamiento que se realiza con los pacientes.

Formar parte de una Comunidad Musical, utilizándola como medio de comunicación y expresión.

La música como el elemento que une a las personas, dentro de un entorno emocional.

Ofrecer un espacio común de intercambio de experiencias y conocimiento.

Donde se incluye una serie de encuentros entre estudiantes y profesionales de la Musicoterapia con el Fórum, (debates, mesas redondas entorno a un tema concreto, etc.)  y un ciclo de Máster Clases de diferentes musicoterapeutas con diferentes enfoques y especialidades.

¡Sigamos Sumando!

Aplicación de la Musicoterapia en la Enfermedad de Parkinson.

El lunes pasado estuvimos María Martínez-Gil y yo compartiendo nuestra visión de la aplicación de la Musicoterapia en la Enfermedad de Parkinson con AFA Alcalá de Henares. Comenzamos con una aportación teórica de lo que es la Musicoterapia y la correspondencia en el ser humano de los elementos musicales, para hacer después toda una aportación práctica donde cantamos, tocamos, nos emocionamos, reímos, miramos….  todas las emociones que surgen cuando la música penetra en nosotros.

afa3

¡¡Muchísimas gracias a todos los que sonaron y resonaron con nosotras!!

TALLER DE MUSICOTERAPIA EN VERANO, MADRID.

Ya se acerca el verano, y con él, el fin de los colegios, de las actividades extraescolares, de las terapias… todo se corta de sopetón, y muchos de nuestros niños echan en falta actividades que se adecuen a sus necesidades.

 

 

AFINARTE ha pensado en todos y desde sus Campamentos Urbanos, ofrece un TALLER DE MUSICOTERAPIA que se realizará del 2 al 6 de junio de 9’30am a 13,30pm.

Las musicoterapeutas encargadas de llevar a cabo estos momentos de encuentro musical, creativo, serán María Martínez-Gil Vázquez y Carla M. Navarro.

En este TALLER DE MUSICOTERAPIA potenciaremos y trabajaremos aspectos motrices, de relación social, de motivación, autoestima, aspectos relacionados con el lenguaje, la memoria, atención y concentración utilizando la música y los elementos que la componen como herramienta principal de intervención de una manera lúdico-creativa, donde potenciemos la creatividad de todos los participantes.

“Cuando salga de esta clase, oiré más música, pero de otra forma”

   Esa fue una de las frases que los alumnos de 3º de Medicina de la UAM nos transmitieron al acabar la sesión práctica. No voy a echarnos flores, pero sí diré lo satisfechas que nos quedamos del trabajo de autoconciencia emocional que llevamos a cabo con los alumnos de Medicina.

Otra de las frases que más me gustaron, pues denota que algo de todo lo que comentamos, reflexionamos, quedó resonando en ellos, fue esta:

Saber adecuarnos al ritmo de los demás, tolerarlo. Ante una situación a la que no saber cómo enfrentarnos, una canción puede conseguir darnos más claridad.

Fueron unas horas en las que surgieron dudas, superación de conflictos, feedback, introspecciones, percepción emocional de los demás… en las que pudieron regalarse mimos musicales, experiencias no comunes en su quehacer diario.

Desde aquí, le doy las gracias tanto a Jesús como a José Mª Poveda de Agustín por habernos brindado esta oportunidad, y sobre todo a los alumnos de 3º de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

¡¡Muchas gracias!!



Con Jetlag y las pilas cargadas para comenzar

Ya estoy de vuelta.  El verano casi llega a su fin, y las vacaciones por NY han sido mucho más de lo que imaginaba en un principio. Todas las ilusiones y expectativas que llenaban mi maleta me acompañaron durante una semana intensa por las calles de Manhattan. Llego con Jetlag, cansada de recorrer interminables calles, con algo de torticolis de tanto mirar hacia la “cima” de los rascacielos, y emocionada con todas las experiencias vividas.

(Menuda música sacaba este músico callejero de los objetos con los que tocaba)

Ya estoy en Madrid. Con las pilas cargadas para comenzar de nuevo con mis chicos. Con la cabeza llena de nuevos objetivos y actividades. En el avión de ida a NY (8 horas dan para mucho) mientras reeleía el libro de Gabriel Federico “El niño con necesidades especiales. Neurología y Musicoterapia”, me venían momentos de las sesiones con mis chicos. Curiosos giros que se producen en las sesiones. Y de repente cerraba el libro. Abría la libreta -que siempre va conmigo- y mis dedos comenzaban por un nombre “A” y debajo “Objetivos” y más abajo “Metodología y Actividades”; y sin casi poder controlarlo, las letras fluían y fluían de mi bolígrafo. Cuando me quise dar cuenta, tan solo quedaban 2 horas para llegar al aeropuerto JFK.

 

 

Tengo unas semanas por delante para acabar de preparar de nuevo las intervenciones de este nuevo curso:

– Seguiré con A. (niño con cinco años con TEL)

– Seguiré con P. (niño de nueve años con TEA)

– Seguiré con A. y E (niño de quince años con TEA y niña de nueve años con TGD)

– Seguiré con R., F., y L. (niño de nueve años con Parálisis Cerebral, niño de nueve años con S. Down y niña de catorce años con TGD leve).

– Intentaré seguir, a pesar de las dificultades que se han presentado, con E (niño de catorce años con S. Cri du Chat)

– Me han dicho que hay un chico nuevo en la Escuela. Así que pronto lo conoceré.

 

Mientras, voy a intentar afianzar un proyecto con un Centro Interdisciplinario y con un par de Fundaciones, a ver si cuaja todo bien y podemos seguir trabajando -la música y yo- con más niños. Y cuando tenga ya un poco más hilado mi último proyecto, os adelantaré algo por aquí.

(Imagen de archivo en una sesión con A.)

Curso de Musicoterapia y Autismo

Entre unas cosas y otras, se me había pasado comentar el Día de Estudio sobre Musicoterapia y Autismo: un viaje desde la teoría interpersonal a la práctica  que se llevó a cabo en el Centro “Música y Color” el día 22 de mayo y fue impartido por Rosa Mª García (directora del mismo).

La verdad es que fueron horas muy intensas, en las que la cabeza no podía parar de pensar, de comparar, de reflexionar, sobre todo.  Es alucinante cómo uno se va ordenando poco a poco. Siempre tengo la sensación de no saber nada, y por el contrario, de repente, en este tipo de situaciones, me doy cuenta de cosas que hasta ese momento no era consciente. Así como de poder llevar a cabo opiniones encontradas acerca de un tema concreto, puesto que eres capaz de argumentar tus decisiones de manera práctica, sistemática y sobre todo de manera fundamentada. 

¿Os he comentado alguna vez lo que me gusta discutir? Pero una discursión con fundamento, nada de gritos y esas cosas. Tengo la certeza de que ahí, al exponer tus argumentos y al recibir información contraria a la que tú posees, es cuando más se aprende. Pero volviendo al tema.

La verdad es que me gustó mucho la Teoría interpersobal de Hobson, que es la que defiende Rosa Mª, así como su puesta en práctica. Yo, de hecho, me nutrí de una de las cosas que ella desarrolla y la verdad es que me va realmente bien con algunos chicos con Espectro Autista, pues ya sabeis que es verdaderamente un mundo muy complejo y que no se puede generalizar. Es el trabajo con el espejo, tomando éste como elemento intermediario, la comunicación tanto visual, como verbal y musical es mucho más fácil, puesto que es menos agresivo si tenemos un elemento en medio que canaliza un poco las energías que se transmiten por la mirada.

Por otro lado, sigo creyendo que la No intervención como Intervención es una de las mejores herramientas terapéuticas.  Y esto, tiene su fundamentación, pero en otra entrada desarrollaremos.

Y cierto es que podría pasarme muchas líneas explicando lo realmente productivo que fue el día de estudio, pero creo que la mejor manera es diciendo:

Muchas gracias por compartir Rosa Mª.

La necesidad de definir

La primera entrada de este blog la denominé   ¿Musicotera… qué?  y fue así por la necesidad de definir lo que es y no es esta disciplina. 

Cada vez que alguien me pregunta  ¿Pero entonces qué es la musicoterapia? me pongo a temblar.  ¡¡Otra vez!!  Pero es normal que debamos explicar una y otra vez, adecuando nuestras palabras, nuestra definición al oyente que en ese momento tengamos delante.

Dice Bruscia (1998):

Un terapeuta es una persona que:

1. Ayuda a un cliente
2. Bajo un régimen contractual
3. Con una necesidad relacionada con la salud
4. Dentro de un contexto de una relación profesional
5. Que está basada en conocimientos y habilidades del terapeuta
6. Y gobernada por ciertas reglas éticas de conducta.

 

Está claro que los servicios que se puedan ofrecer por parte de un musicoterapeuta estarán definidos y delimitados por los aspectos de la salud que el cliente-paciente muestre que puedan ser intervenidos a través de la música. Pero sobre todo hay que saber que para que se lleve a cabo una intervención musicoterapéutica, tiene que intervenir un musicoterapeuta formado, cualificado y acreditado.

Hago hincapié en este aspecto puesto que sigo encontrándome con personas que a pesar de haber cursado estudios musicales no tenían ningún tipo de acreditación musicoterapéutica y sin embargo se jactaban de estar llevando a cabo trabajos de musicoterapia con diferentes colectivos (sobre todo tercera edad) “poniendo músicas y alguna actividad”

Está claro que la música puede ser utilizada por todos, en cada uno de los momentos de la vida cotidiana que se nos presentan. La música ha sido, es y será universal. Por y para todos.

Pero no debemos confundir el uso particular que hacemos de la música con el uso sistemático, interdisciplinario y terapéutico que podamos llegar a hacer con ella.

Lanzo unas preguntas para la reflexión:

¿Se define la musicoterapia por el tipo de educación-entrenamiento que recibe un terapeuta o por el tipo de servicio que se presta?

¿Si un profesor de música emplea ciertos métodos de musicoterapia en sus clases, se le debe de llamar musicoterapia?

 

 

El musicoterapeuta se ha formado, ha estudiado, ha observado, ha practicado. Forma parte de un equipo interdisciplinario  (psiquiatras, médicos, enfermeras…)  y si hablamos de un ambiente pedagógico (fisioterapeutas, psicólogos, logopedas, psicopedagogos)  con los que trabaja conjuntamente en la elaboración del tratamiento para el paciente. 

El musicoterapeuta estudia el caso individual o colectivo, plantea un proyecto de intervención (hipótesis de trabajo) con unos objetivos generales, específicos, terminales; a los que le acompaña una metodología específica, unas actividades programadas, secuenciadas y organizadas para el logro de los objetivos, para el logro de una buena práctica terapéuica, para el avance personal de la persona dentro de la terapia. Por y para la persona-paciente.

Si un musicoterapeuta no utilizaría los procedimientos terapéuticos de otras disciplinas si no tiene conocimiento o entrenamiento para ello ¿Por qué hay personas que se lanzan a decir que utilizan técnicas y métodos sacados supuestamente de esta disciplina de manera tan liviana?

 

El musicotepeuta no es cualquier persona que crea que él también puede “poner una musiquita y que le expliquen qué sienten con ella”. El musicoterapeuta tiene un objetivo marcado y un guión por el qué quiere ir indagando las sensaciones, las percepciones… porque cuando se trata de personas,  hay que tener mucho cuidado con lo que se hace y se dice, pues se puede llegar a no controlar una situación determinada y povocar momentos que no se sepan controlar.

No, la música no hace daño. Las personas que no saben hacer una labor terapéutica y realizan un intrusismo, sí.

Y hacen daño, además, a la propia profesión. A los diversos musicoterapeutas que se siguen formando y perfeccionando día a día.