Proyecto Documental «Cuando la mente se oscurece»

Hoy se acaba uno de los proyectos más bonitos donde he participado junto a la musicoterapeuta María Martínez-Gil (de Espacio Musicoterapia) y otros terapeutas (Antonio de terapia de textos;  y Martín, de terapia de fotografías y creador de todo el proyecto; Patricia, la responsable del hospital) con dos grupos de personas que realmente han sido maravillosas.

Han sido unos meses en los que hemos trabajado con personas con Enfermedad de Huntington (HD) y personas con Enfermedad de Alzheimer (EA), que nos han aportado muchísimo y con los que hemos vivido momentos de risa, de emoción, de complicidad, de comunicación con la música como herramienta terapéutica.

Hoy será el último día de intervención, y ya estamos todos viendo la forma de buscar financiación para poder seguir adelante con este trabajo que hemos sembrado y de donde han salido muchos resultados positivos.

El documental que se ha grabado de esta experiencia ya os contaré cuando esté editado y acabado. Mientras os aseguro, que lo más importante es toda esa energía que dejamos y todas esas ganas de superación que nos llevamos.

La musicoterapia, un refugio en la UCI.

Tanto las imágenes como las palabras de Pilar Carrasco (Médico y Musicoterapeuta) y de Blanca Guillén Moreno (Flautista y Musicoterapeuta) me han conmovido y emocionado mucho.

Desconocía el trabajo que se está llevando a cabo en la UCI Pediátrica del Hospital «La Paz» de Madrid. Todos los miércoles, los niños ingresados en la UCI reciben la visita de Pilar y de Blanca, que traen sonido, ritmo, melodía, armonía, risas, miradas, afectos… a esos niños que pasan por una difícil situación, y a sus familias.   Desarrollar la autoestima, la comunicación, coordinación, lenguaje, atención, memoria, socialización, estimulación, así como toda una serie de objetivos marcados dependiendo del niño al que atiendan.

Cuánto me alegro de saber de estas dos musicoterapeutas. De su trabajo.