Del ritmo al símbolo. Cintia Rodríguez

Reposa en mi estantería de LPDL  (Libros Pendientes De Leer) desde hace unos días, pero hasta hoy, no sé por qué, no había cumplimentado el ritual: abrirlo por la primera página, poner la ciudad, el día, el mes, el año y firma.

Aún me quedan algunas semanas por delante de lectura del libro de Uta Frith y Sarah-Jayne Blakemore, del que más que una lectura estoy haciendo un estudio-reflexión, para poder tenerlo entre las manos, sentarme tranquilamente en el sillón de mi despacho y comenzar su lectura, con unos folios a mi lado para hacer todas las anotaciones pertinentes…  pero reconozco, que tengo ganas.

Sigue leyendo