Musicoterapia en personas adultas con autismo.

Recién llegada a Madrid de un viaje que ha sido muy especial por Italia y en el cual he disfrutado muchísimo, me encuentro con algunas novedades en el mundillo. La más significativa, sin duda, es la publicación del libro de Amparo Belenguer Piquer, de la que me enteré en Florencia y me llevé una gran sorpresa pero sobre todo mucha alegría.

Como dice ella misma en su blog cumple un sueño profesional importante con ello. Pero se cumplen muchas más cosas: ilusión, ganas, esperanza. ¡Seguro!

Poco puedo adelantar, porque a pesar de tener enchufe con Amparo, deberé esperar un poco para tenerlo entre mis manos. Pero seguro que no será de los que tengan mucho que esperar en la TDLPDL porque tengo unas ganas enormes de leerlo. Será entonces cuando podamos compartir ideas, opiniones, aprendizaje, música, musicoterapia, autismo, adultos… un campo en el que aún queda muchísimo por hacer y por decir. Y por descontado, Amparo Belenguer ya ha puesto su granito de arena.

Aquí podéis haceros con el libro, no lo dudéis.

Promoting social behavior with oxytocin in high-functioning autism spectrum disorders

Hace ya varias semanas -no recuerdo bien si llegará a un mes- mientras hacíamos un poco de tiempo en Atocha hasta que A. cogiera el tren, entré en la tienda de revistas de la estación buscando Redes para la Ciencia. Mientras la buscaba con ganas, me topé de repente con una revista de la cual no recuerdo el nombre, y la abrí en la página adecuada (esto de que las casualidades no existen…). Ahí, ante mis ojos tenía un titular que llamó de manera inminente mi atención:  La administración de oxitocina en pacientes autistas con un funcionamiento elevado parece promover la conducta social, según un estudio del Centro de Neurociencia Cognitiva en Lyon (Francia).  Lo leí rápidamente, pero no era un gran artículo, tan solo una noticia, por lo que apunté las referencias que creí necesarias para buscarlo y… días más tarde, Giuseppe Iandolo me regalaba el artículo:

 

Promoting social behavior with oxytocin in high-functioning autism spectrum disorders
Elissar Andari, Jean-René Duhamel, Tiziana Zalla, Evelyn Herbrecht, Mario Leboyer y Angela Siguru

 

Estoy inmersa en su lectura tranquila, sin prisas  (mi inglés debe mejorar,  ¡y mucho!) pero sobre todo porque ahora que estoy interrelacionando trabajos tan dispares como etapa prenatal y trastorno de espectro autista, veo más y más relación. Este artículo de investigación no hace sino poner luz sobre ideas que ya rondaban durante semanas en mi interior. Teorías «sin fundamento» que poco a poco lo van encontrando.

Comparto con vosotros el abstrac, y os invito a que busquéis el artículo (publicado en marzo de 2010 por la PNAS -Proceedings of the National Academy of Sciences- . Vol. 107 no.9) porque realmente merece la pena:

Sigue leyendo

Curso de Musicoterapia y Autismo

Entre unas cosas y otras, se me había pasado comentar el Día de Estudio sobre Musicoterapia y Autismo: un viaje desde la teoría interpersonal a la práctica  que se llevó a cabo en el Centro «Música y Color» el día 22 de mayo y fue impartido por Rosa Mª García (directora del mismo).

La verdad es que fueron horas muy intensas, en las que la cabeza no podía parar de pensar, de comparar, de reflexionar, sobre todo.  Es alucinante cómo uno se va ordenando poco a poco. Siempre tengo la sensación de no saber nada, y por el contrario, de repente, en este tipo de situaciones, me doy cuenta de cosas que hasta ese momento no era consciente. Así como de poder llevar a cabo opiniones encontradas acerca de un tema concreto, puesto que eres capaz de argumentar tus decisiones de manera práctica, sistemática y sobre todo de manera fundamentada. 

¿Os he comentado alguna vez lo que me gusta discutir? Pero una discursión con fundamento, nada de gritos y esas cosas. Tengo la certeza de que ahí, al exponer tus argumentos y al recibir información contraria a la que tú posees, es cuando más se aprende. Pero volviendo al tema.

La verdad es que me gustó mucho la Teoría interpersobal de Hobson, que es la que defiende Rosa Mª, así como su puesta en práctica. Yo, de hecho, me nutrí de una de las cosas que ella desarrolla y la verdad es que me va realmente bien con algunos chicos con Espectro Autista, pues ya sabeis que es verdaderamente un mundo muy complejo y que no se puede generalizar. Es el trabajo con el espejo, tomando éste como elemento intermediario, la comunicación tanto visual, como verbal y musical es mucho más fácil, puesto que es menos agresivo si tenemos un elemento en medio que canaliza un poco las energías que se transmiten por la mirada.

Por otro lado, sigo creyendo que la No intervención como Intervención es una de las mejores herramientas terapéuticas.  Y esto, tiene su fundamentación, pero en otra entrada desarrollaremos.

Y cierto es que podría pasarme muchas líneas explicando lo realmente productivo que fue el día de estudio, pero creo que la mejor manera es diciendo:

Muchas gracias por compartir Rosa Mª.

Comunicar con una mirada y un sonido.

Hay sesiones y sesiones.

Con P. uno de los chicos con TEA con los que estoy trabajando, tuvimos una sesión de media hora sumamente interesante.  Conseguimos (y lo digo en plural, pues en esa sala intervenimos tres: P., la música y yo) que pudiera sostener la atención y concentración en una sola actividad (canción de bienvenida) durante más de 2 minutos. Respondía a la música, tocaba la guitarra, completaba palabras cantándolas y se emocionaba con «su» tambor.  Una improvisación libre le siguió, y después estuvo experimentando con instrumentos… a cinco minutos de acabar, comenzó una pequeña rabieta y cerramos la sesión de manera exitosa (con nueva atención y concentración compartida). 

Leído así, puede parecer mínimo. Pero teniendo en cuenta que es nuestro tercer encuentro, y que los dos anteriores fueron bastante conflictivos… salí con una sensación maravillosa. Con un pequeño Assesment realizado y con trabajo por delante para planificar objetivos, metodología, etc…

Otra de las intervenciones, con A. que también padece un TEA, fueron -como en sesiones pasadas- realmente asombrosas.  Dialogamos a través del Xilófono y unas claves. Una se emociona al ver cómo toma la iniciativa en la actividad y comienza él a dialogar con sonidos, rítmos… cómo si le contestas imitando lo que él ha reproducido, te mira, sonríe. Y seguimos hablando. Crea, innova, busca sonoridades diferentes con las mismas herramientas de comunicación que estamos utilizando.  Respeta los tiempos de «conversación»: primero él, luego espera mi contestación, luego interviene, espera, interviene, escucha…

La Musicoterapia aplicada en niños con Trastorno de Espectro Autista obtiene muy buenos resultados, sí.  Ya he leído investigaciones recientes y podido ver en persona intervenciones directas.  Pero el hecho de trabajar dentro de este proceso, con unas herramientas musicales que le ofrecen  y permiten a la persona afectada por TEA expresarse de un modo sencillo como lo es la música y, sobremanera introduciéndose el musicoterapeuta en su  esfera y no forzar lo contrario, promueve una libertad de movimientos, una liberación de pulsiones reprimidas, que se observan, palpan y viven dentro de las sesiones.

(Fotografía extraída de un artículo )

Musicoterapia y Autismo

Ayer volví a comentar los efectos tan positivos que tiene la Musicoterapia en personas con Autismo (y los que engloban los Trastornos de Espectro Autista).     No pude sino recorda a P. el niño de 5 años con quien realicé mi Trabajo Final de Carrera en Barcelona. Aún a veces me pongo los videos de las sesiones que realizábamos con el violoncello como instrumento mediador, y se me ponen los pelos de punta recordando cómo «imitaba» mis movimientos de dedos sobre el batidor. Y cuando no conseguía los resultados sonoros que esperaba decía: Toca tú.

En estos momentos tengo preparado un Proyecto de Musicoterapia aplicada a las personas con TEA© , que espero se pueda llevar a cabo dentro de poco, pues la Musicoterapia es realmente interesante dentro de las terapias que se aplican a este colectivo,  complementándolas.

Aquí una parte de ese Proyecto de Musicoterapia aplicada a las personas con TEA© :

Las personas con Trastorno de Espectro Autista (en adelante TEA) se enfrentan cada día a numerosas dificultades fruto de la cadena de limitaciones que se encuentran durante su desarrollo: la comunicación, la interacción, las relaciones sociales y el lenguaje (en la mayoría de los casos).

La Musicoterapia busca detectar las limitaciones dentro de la cognición, emoción, comunicación, motricidad y lenguaje para descubrir cuales se podrían fomentar con el uso de la música.          

Es importante remarcar que la improvisación musical facilita la motivación en las personas con TEA, así como la interacción del niño con la persona que comparte en ese momento las experiencias musicales. Así mismo,  facilita la atención sostenida y su desarrollo (Wigram&Gold, 2005).

¿Por qué la musicoterapia en TEA?  

Utilizando la música como herramienta terapéutica se busca potenciar las capacidades deterioradas, tales como las capacidades comunicativas, ofreciendo un espacio en el que poder expresar, crear, comunicar, interactuar…

El TEA engloba muchos niveles de afectación. Seguramente no encontraremos a dos personas afectadas de la misma manera y al mismo nivel, de ahí la importancia de la concreción de objetivos, metodología y estructuración de las sesiones durante las sesiones individuales de Musicoterapia.  Pero esto no implica que el trabajo grupal no sea sumamente necesario. Hablamos de las dificultades de estas personas a la hora de relacionarse y así mismo de la efectividad de la Musicoterapia como agente socializados y facilitador de la comunicación. Entonces  ¿Por qué nos obcecamos en dirigir nuestra terapia de una manera únicamente individual con estas personas cuando lo que necesitan primordialmente es el hecho de compartir, relacionar, identificarse…? 

  

I Congreso de Autismo y Musicoterapia

Durante los días 7 y 8 de noviembre se llevó a cabo en Vitoria el I Congreso de Autismo y Musicoterapia. durante dos jornadas pudimos disfrutar de profesionales como Dr. Tony Wigram, Dr. Colwyn Trevarthen, Dra. Mercedes Belinchón, Dra. Rosa Mª García, y las musicoterapeutas Sheila Pereiro,  Ana Lidia García y las mtpas del Centre Carrilet. 

 Mantuve  diferentes conversaciones con profesionales que se dedican al Trast. de Espectro Autista, así como discusiones interesantes acerca de la metodología y técnicas a utilizar. Diferentes aplicaciones, campos de actuación, objetivos, y disfruté de las conferencias, ponencias y opiniones de los ponentes.´

Volví con un bullicio de ideas en la cabeza, con la certeza de saber por dónde va el camino de la Musicoterapia en este campo. Actividades, Planificaciones, Actuaciones… ahora, aquí en Madrid, pongo de nuevo todo mi esfuerzo en desarrollar la musicoterapia en un colectivo que me cautivó hace ya un par de años  y a los que yo, por lo menos, les debo mi tiempo, mi trabajo, mi esfuerzo. La música como una herramienta transformadora para el cambio creador y creativo de estos niños-adolescentes-adultos que tanto nos dan sin casi pedírselo.