Día Mundial de la Prematuridad

Imagen relacionada

 

Hoy es un día muy emocionante para muchas personas. Esas que saben lo que significa la palabra “prematuridad”, de verdad. Las que han vivido cómo sus hijos (sobrinos, nietos, hermanos…) han nacido mucho antes de lo que les ‘tocaba’. Y para aquellas personas que nos dedicamos a cuidarles. Primero en la UCIN y luego, fuera del hospital.

Es un día para visibilizar lo que significa pasar por este duro inicio de la vida. Marcado por unos pequeñajos capaces de agarrarse a la vida con una entereza y valentía que los que estamos al lado, solo podemos admirar.

Pero también es un día para el recuerdo. El recuerdo de aquellos bebés que fallecieron por -justamente- esa prematuridad. Con un abrazo para aquellas familias que hoy buscarán en el cielo la estrella más brillante.

Y sobre todo, un día para recordar a cada uno de los muchos bebés que he conocido, he acompañado y he despedido. Un día especial, que me emociona.

Hoy además, comienza la cuenta atrás para mi doctorado. Ese que decidí arriesgar, ese que decidí darme por completo, y del que espero poder aportar un poco más de luz, de sonido, a todo este momento de la vida: el de la prematuridad.

G R A C I A S   de corazón a todos aquellas familias que han participado en este estudio.

 

Firmado:
Una orgullosa musicoterapeuta de bebés prematurosMtpa.jpg

Anuncios

Motoelectric Zaragoza o cómo moverse por una ciudad sin contaminar

Este próximo sábado 29 de septiembre tenemos una cita ineludible en el complejo AURA ya que Motoelectric Zaragoza nos acercará al mundo de las motos eléctricas para moverse por las ciudades sin contaminar.

Un espacio donde además habrá buena música, de la mano de KASE.O y DJ Mario Soares quienes serán los encargados de que disfrutemos a base de ritmo, melodías seleccionadas para este día.

Yo se de una (queaquíescribe) que va a hacerse con una de esas en breve para moverme por la ciudad sin contaminar. Y no hay mejores que ellos para asesorarme. 🙂

 

No hay texto alternativo automático disponible.

 

 

Musicoterapia y Cuidados Paliativos Pediátricos en Aragón TV

La musicoterapia no cura, pero sí contribuye a cuidar mientras la ciencia trabaja. En la unidad infantil de paliativos la música ejerce su magia. La melodía, la armonía, el ritmo y hasta los silencios revelan su poder terapéutico“.

Y lo leo y me vuelvo a emocionar.
El lunes 16 de julio a las 21.35pm la Musicoterapia y los Cuidados Paliativos Pediátricos serán uno de los invitados de OBJETIVO de Aragón TV

G R A C I A S -y lo sabéis bien- a todo ese maravilloso equipo de personas valientes y sensibles que hay detrás de las cámaras. Porque fue maravilloso que os adentraráis en lo que es nuestra pasión.

Y GRACIAS Javier Carracedo por creer que debía ser contado.
Yo sé de unos niños a los que les va a emocionar -y mucho!- verse en la televisión.

Y una realidad que la sociedad debe de conocer para poder responder como las familias se merecen.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

 

 

LO PODRÉIS VER AQUÍ: http://www.aragontelevision.es/programas/objetivo/

 

Musicoterapeutas hospitalarios: necesito vuestra colaboración

Dentro de la Tesis Doctoral que realizo, estoy desarrollando un apartado de MT Hospitalaria. En él quiero dejar reflejado el número de musicoterapeutas hospitalarios en el territorio (CCAA; Nombre del mtpa; Hospital -público/privado-; Unidad que atiende).
Más o menos conozco a casi todos, pero es cierto que como cada día nuestra profesión va en aumento, se incluyen más musicoterapeutas en los hospitales. Enviaré un email a las Asociaciones de MT que tengo registrada (me salen 14), pero como también sé que muchos de nosotros no estamos en ninguna, éste es un buen medio para llegar boca-boca a todos.
G R A C I A S
PD: Sólo personas que estén trabajando, tanto por cuenta ajena, como propia, a través de Fundaciones, Asociaciones, o por contrato del propio hospital. El voluntariado queda excluído.

Cuando la música se convierte en ruido.

Los que me conocen -de verdad- saben lo que me apasiona mi trabajo: la musicoterapia. Saben del rigor y la seriedad con la que lo llevo a cabo. Y también que estoy realizando un doctorado sobre Musicoterapia en la UCI Neonatal, y que me especializo desde hace años  en el inicio y final de la vida.

Ayer escribía en mi Facebook desde el asombro y la indignación. Debe de ser que es una mala combinación para las redes sociales y que si no se explican bien las cosas, no se entienden. Así que hoy me dispongo a escribir en la ventana al mundo -desde que estudiaba musicoterapia- que es mi blog. Creo que lo llamaré “Cuando la música se convierte en ruido…”, y este título viene dado de lo que hace años está ocurriendo en nuestro país: la música todo lo puede. Yo no soy de esa opinión. De hecho lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la música no cura, pero cuida. Y dentro de esos cuidados está especialmente el que vamos a abordar hoy.

Una cosa que quiero que quede patente es que no es un escrito “en contra de nadie”, porque creo que cada uno hace las cosas con buena fe cuando se trata de ayudar. Pero es cierto que el desconocimiento a veces es osado, y no exime de la responsabilidad que tienes con los demás. Más bien quiero centrarme en los aspectos puramente del cuidado que hay que tener desde mi experiencia y conocimiento como musicoterapeuta y doctoranda con el uso de la música. Porque más que belleza se puede convertir en ruido molesto para el que tenemos delante. 

Los altos niveles sonoros son nocivos para la salud. Y sobre esto hay mucha literatura. Pero, ¿realmente tenemos conciencia de los decibelios y hercios que son perjudiciales para un bebé de 34 semanas de gestación que está tumbado en una cuna térmica en una Unidad de Cuidados Neonatales? Cuando nos dedicamos a utilizar la música -ya sea en vivo o grabada- en este tipo de espacios hospitalarios deberíamos, por lo menos conocerlo. Por otro lado, ¿cuál es el tempo idóneo en el que debo hacer música? ¿Qué tipo de armonía contiene esa pieza musical que se interpreta? ¿Y la vibración que se transmite por el suelo y llega a través de las patas de la cuna y/o incubadora al bebé? ¿Sabemos cuántos hercios emite nuestro instrumento?

Y yo me pregunto, ¿se os habría ocurrido pensar alguna vez que la música pueda causar consecuencias negativas? Creo que no, porque a nadie piensa en esa idea teniendo en cuenta lo que significa la música para nosotros.

Pero os pongo el siguiente ejemplo:

Bebé de 33 semanas en una cuna térmica dentro de un box de la Unidad Neonatal que ha nacido con 750gr cuando tenía 26 semanas de gestación. Ha sido operado ductus derterioso persistente y de retinopatía. Ha tenido una evolución poco estable y ha estado con ventilación mecánica a través de tubo endotraqueal durante bastante tiempo hasta que han podido pasar  a CPAP y, tras varias complicaciones, hace dos días que ha dejado atrás la UCIN. Ahora que tan sólo lleva gafitas y sonda nasogástrica está estable en una cuna térmica; Lo “peor” lo ha dejado atrás.

Bebé, que todavía no debería estar aquí, sino que le deberían quedar 7 semanas más en el útero materno, recibe un concierto de música en la unidad en la que descansa después de haber pasado 7 semanas luchando por sobrevivir.

 

Y vuelvo a hacerme varias preguntas:

  • ¿Nos planteamos cómo recibe la música su cuerpo teniendo en cuenta que es mucho más que las orejas?

  • ¿Nos planteamos el impacto que tiene a nivel neurológico en ese bebé?

  • ¿Nos planteamos cómo reaccionará su cerebro ante la estimulación multisensorial que se le va a proporcionar?

  • ¿Nos planteamos las consecuencias que ello puede producirle?

Y hablo de este ejemplo, pero podría ser otra Unidad, con personas de otras edades, con otras enfermedades… Y las preguntas serían las mismas.

Así que la cuestión con la que me quedo es que quizás tengamos que tener más conciencia y cuidado con los sitios donde la música suena.
Un concierto en un sitio desacertado
es ruido.
MM

Al terminar el día…

Ese momento en el que terminas tu tercera y última sesión de Música para Crecer© de 0 a 5 años y te das cuenta de lo feliz que eres dedicándose a a lo que te apasiona: la música y la musicoterapia.

Sí, estoy cansada… hoy me he pasado la mañana acompañando a niños en #cuidadospaliativospediátricos y bebés #prematuros en la UCIN y he vivido momentos se mucha emoción (hacia mucho que no se me caían las lágrimas en una sesión -de manera tan evidente- pero la niña que he conocido y el amor que había en esa habitación del hospital….), y por la tarde con mis familias y sus niños llenos de energía.

Y al final de la tarde ha sido un regalo que M viniera a BaBoom a buscarme y volviéramos juntos a casa. Ahora tenerlo dormido a mi lado, abrazado…

Mañana me voy a las 7am a Logroño.
Estaré con 4 familias y sus bebés. A la hora de comer vuelvo, prometido!

 

C

Cansada… pero feliz!