Acerca de Carla Navarro

Licenciada en Música en especialidad de violoncello. Máster en Musicoterapia. Facilitadora de Canto Prenatal, según el modelo de M.L Aucher Educadora Nivel I de Musica in Culla® Docente Universitario Investigadora en Proceso

Día internacional del niño prematuro: dos corazones, un solo latir.

23632652_1482785931775021_8531465329401013855_o

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Y ésta describe a la perfección lo que significó el día de ayer en el acto conmemorativo que realizó ARAPREM en la Plaza de España de Zaragoza… emoción en estado puro.

Hace unas semanas me escribió Beatriz Albiac, su presidenta, y me dijo “Carla, me encantaría que para este día pudieras poner tu música en dos momentos: uno en el momento de reconocimiento de nuestros niños, y otro en el momento del recuerdo a los que han fallecido“.  Y sin pensármelo dije: SI.

Ha sido un reto y un regalo a partes iguales. 
Intentar poner la esencia de lo que vivo en las UCIs Neonatales, de las familias que he acompañado, de las personas que he conocido, de las sonrisas de los niños, de las lágrimas que a veces derramamos… sin olvidarme de todo lo que he vivido con los niños en cuidados paliativos pediátricos en la Fundación Porque Viven durante estos últimos 7 años de mi vida.

Para la canción del recuerdo, tenía claro que empezaría de la misma manera que lo hice hace un año en Madrid con la Red “El hueco de mi vientre”  y el resto fue saliendo solo en una noche en la que estaba yo sola -M dormía- con mi guitarra.

Para la canción para nuestros niños, fue algo diferente.
Se me venían muchas miradas con los papás con los que he estado, frases, palabras, momentos… ¿cómo poner la esencia de lo que significa tener un bebé prematuro? ¿seré capaz de poner en palabras todo lo que siento? Y al final, cerré los ojos y me transporté a esos momentos compartidos todos estos meses.

El acto fue precioso. Como todo lo que hacen -desde el corazón- ARAPREM y ESTELAR.
Estuvo lleno de niños, de vida, de esperanza, de sonrisas, de miradas, de personas a las que conocí en una UCI Neonatal y que nos emocionamos ayer mientras cantaba. Porque sí, lloro y me emociono cuando canto.

En el momento del recuerdo, cuando comencé a cantar Siempre para ti, vino Beatriz Albiac a buscarme -yo andaba sentada en un banco con la guitarra- y me invitó a ponerme con todos en el círculo que rodeaba a las velas sobre las mariposas blancas con los nombres de los bebés. Hubo miradas con mamás, hubo lágrimas, pero hubo mucho amor. Amor por ellos, que formarán siempre parte de nosotros. Nunca olvidaré ese momento…porque al final dejé de cantar porque me emocioné, y la guitarra siguió sonando. Y en el justo momento en el que los globos con forma de estrellas se soltaron al cielo, volví a cantar… porque siempre estarán en nuestros corazones. SIEMPRE.

23668803_1482786038441677_3395498594912165614_o

 

Pero esto no es lo único que ocurrió ayer.
Como la vida a veces te da sorpresas, el jueves hablando por whatsapp con mi colega en Panamá  Sandra Schvetz acerca de este trabajo que había hecho para este acto, me propuso poder llevar ella también esta canción a la Caja del Seguro Social del Estado, en la Sucursal Betania donde iba a estar ella compartiendo la Musicoterapia en prematuros, y así que sonara a la par en las dos partes del charco: en Zaragoza y en Panamá.

Sandra en Panamá

Sandra Schvetz junto con el Director Médico el Dr. César Valdés y dos enfermeras.  De fondo se puede ver Dos corazones, un solo latir. 

Y así fue… Dos corazones, un solo latir se hizo panameña, y sonó allí con ella. Se compartió con más profesionales que se dedican al cuidado de los bebés prematuros, en ¡Panamá!

Gracias Sandra.
Para mi es un placer que una música que surge de las experiencias que estamos teniendo dentro del doctorado pueda llevarse de esta manera tan bonita a un país como Panamá.

Sigamos latiendo.
Sigamos sonando.
Sigamos viviendo.

 

 

 

 

Anuncios

Dos corazones, un solo latir: Musicoterapia en la UCI Neonatal

Me apasiona lo que hago: acompañar la vida con musicoterapia.
En su inicio y en su final.
Porque aunque parezca muy diferente, no lo es.

M  -mi bebote de 15 meses- me regala todos los días aprendizajes nuevos: suyos y míos. Es el motor de muchas de las melodías que surgen de mi interior en la UCI Neonatal. Y es con ellos,  los bebés prematuros, con quien me comparte gran parte del día. Otras veces lo hace con los bebotes de 0 a 6 años a los que acompaño junto a sus familias.

Luego, soy únicamente su mamá. 
Con la que juega musicalmente desde los 9 meses antes de nacer.
A quien sonríe, con quien se enfada, a quién le llora o a la que abraza fuerte… y eso, me lo llevo siempre. Es un gran maestro de vida.

 

Mañana de letras que salen solas cuando cierro los ojos y siento a M sobre mi. Músicas que son nuestras y que compartimos juntos con los bebés ingresados en las UCIN

[Amar a través de la musicoterapia]

Música con Bebés en Zaragoza: 0 a 36 meses

Queridas familias.

Música para Nacer y Crecer comienza su andadura en Comunidad Infantil Montessori El Jardin el próximo 19 de octubre.

Un lugar para experimentar, jugar y aprender música desde la primera infancia a través del cuerpo, el movimiento, el sonido, el silencio. Una Comunidad Sonora!

Así que durante estos días previos estaré recibiendo las inscripciones nuevas, que al haber pocas plazas por grupo (8) serán por orden de llegada.

¡Un abrazo!

Cualquier información que necesitéis, podéis escribir a musicaparanacerycrecer@gmail.com

 

Música Bebés en El Jardín

Latidos Musicoterapia

Latidos MT.png

Con mucha ilusión os presentamos Latidos Musicoterapia, una asociación sin ánimo de lucro cuyo fin es desarrollar programas de intervención en Musicoterapia donde se realice atención musicoterapeútica individual y/o grupal en centros sanitarios y hospitales públicos y privados de Aragón.  Así como desarrollar programas de Musicoterapia con entidades, asociaciones y fundaciones afines a nosotros

Bienvenidos a Latir con nosotros…

www.latidosmusicoterapia.com

Duelo perinatal y Resiliencia

Duelo 1

 

El próximo 14 de octubre se va a celebrar en Valladolid la II Jornada de la Red El Hueco de mi vientre, sobre Duelo perinatal y resiliencia. Es una cita realmente importante para todas aquellas personas que nos dedicamos al acompañamiento en el inicio y final de la vida. Tanto por el hecho de poder aprender de los profesionales que allí se dan cita, como por todo lo que significa este momento de la vida: la pérdida de un ser amado.

En esta ocasión, cuentan con unos invitados de excepción como son Carlo Paluzzi (de la Fundación La Quercia Milenaria) y Lorella Battini que se encargarán de traer toda su experiencia en Italia sobre paliativos perinatales. Por otro lado se abordará ese primer acto terapéutico que es dar la noticia a unos padres, mesa redonda con familias y profesionales y terminará con varias experiencias profesionales alrededor de este tema.

Sinceramente un encuentro que no nos podemos perder.

Musicoterapia en Cuidados Paliativos: Universidad de Teruel

Esta mañana estoy con las emociones a flor de piel. Mientras preparo mi intervención en musicoterapia en cuidados paliativos perinatales y pediátricos dentro del Curso de Musicoterapia en Cuidados Paliativos la Universidad de Verano de Teruel.

 

 

Revivir desde fuera momentos inolvidables que hemos pasado juntos niños, padres y yo en las sesiones de musicoterapia a través de los videos que voy a compartir con todos los asistentes al curso, hacen que sea consciente de lo que hacemos juntos gracias a la Fundación Porque Viven.

Y sí, os parecerá raro que lo diga, pero a veces no soy del todo consciente. Eso forma parte de mi personalidad, y creo que me ayuda a que nunca se me suba nada a la cabeza, a ser exigente conmigo cada día, en cada sesión…me ayuda a mejorar. A dar lo mejor de mi.

Estoy emocionada, sí.  He comenzado con la parte de Musicoterapia en Paliativos Perinatales, y mis mejillas se humedecen. Cierro los ojos, y vuelvo a esos instantes donde una madre mira a su bebé y le canta. Yo, en un magnífico segundo -o tercer, cuarto o quinto- plano acompaño el instante. Sin robar un instante de su protagonismo. Porque son ellas quienes son ellas quienes construyen su mundo a base de sonido, de miradas, de FC, de ese algo que no se puede explicar: de amor.

Solo espero no estar a la altura y poder transmitir al mundo lo que significa el final de la vida, en su inicio.

Musicoterapia en Cuidados Paliativos Perinatales y  Pediátricos