Música como bálsamo para el alma: aislamiento social por el covid-19

El mundo como lo conocíamos dio un giro inesperado hace unas semanas. Lo que se veía como algo lejano  que “nunca llegaría aquí”, el covid-19, lo hizo. Y de una manera brusca, sin llamar a la puerta.

De la incredulidad a la incertidumbre. De la incredulidad a la incertidumbre. Ésos han sido los dos estados de ánimo que motivaron un cambio en mí, los que hicieron que cerrara los ojos, respirara y me pusiera a pensar sobre el reto que tenía delante:

¿cómo acompañar a las familias de Música para Crecer y a las familias de los niños en cuidados paliativos pediátricos de la Fundación Porque Viven con las que trabajo?

En un principio pensé en diseñar un dossier que entregarles con diferentes objetivos y dinámicas que hemos estado abordando en las sesiones de musicoterapia.
Pero claro, no son musicoterapeutas, son madres y padres.

Se me ocurrió que podía grabar videos o enviarles músicas por wassap e incluso por email.
Pero claro, no habría ningún tipo de contacto ni interacción.

En mi cabeza comenzó la idea de algo “online”. De repente me llamó Raquel (Directora del Espacio Creativo Baboom), y ella estaba pensando justamente lo mismo para poder implementarlo en su centro. Así que desde entonces me puse a ello.
Pero claro, la musicoterapia no se puede hacer online. 

Cerré los ojos de nuevo y me di cuenta de que la situación es lo sumamente extraordinaria e importante como para no andarme con remilgos. No es la panacea. No es una forma de intervención terapéutica que comenzaría a practicar con pacientes nuevos. Ni siquiera creo que me acabe de acostumbrar, porque me faltará siempre la presencia, el estar con la otra persona, el acariciar a los niños, una mirada cómplice o el abrazo sincero con una madre… Se trata de utilizar la tecnología para acercarnos, para estar presentes y no desparecer sin más de la vida de los niños, y de las familias. Familias que ahora más que nunca se pueden sentir aisladas. Y niños que están como nosotros encerrados en sus casas, pero que no entienden el porqué.

Ya está montada la plataforma online que me ofrece un nivel sonoro (que para mí era lo más importante) y visual muy bueno. No os diré que haya sido fácil: la red anda saturada, es la primera vez que me movía en algo así. Estoy grabando músicas para subir como recursos y haciendo las últimos retoques para que sea lo más sencilla para las familias que tienen que acceder. Pero… ¿y qué pasa con los que no puedan o no tengan los medios para ello? No pasa nada, utilizaremos otras formas de llegar a vosotros.

Seguramente me saldrán detractores dentro de mi profesión. Eso, siempre pasa. Pero estoy lo suficientemente segura de mí misma, de mi ética profesional, del trabajo que desarrollo desde hace once años como musicoterapeuta y ahora como Doctora, como para que me dé absolutamente lo mismo lo que piensen o dejen de pensar de mí. Porque mientras eso ocurre en un lado de la pantalla, yo me habré colado musicalmente en las casas de las familias a las que acompaño, y también quiero.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo

4 pensamientos en “Música como bálsamo para el alma: aislamiento social por el covid-19

    • Germán.
      La musicoterapia tendrá un papel muy importante a la hora de paliar muchos de los efectos producidos por el confinamiento (estrés, ansiedad, depresión…). Los musicoterapeutas debemos cuidarnos -en muchos sentidos- en estos momentos para estar preparados.

      Un saludo,
      Carla Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s