Musicoterapia en las III Jornadas “Abriendo caminos en los cuidados pediátricos” de AEPAN

Es un placer poder formar parte de esta III Jornadas “Abriendo caminos en los cuidados pediátricos” de la Asociación de Enfermería Pediátrica de Aragón y Navarra – AEPAN que se celebrará el 31 de marzo en Zaragoza.
 
En ella podré compartir el trabajo realizado en las UCI Neonatales a través del “Programa Latidos” de musicoterapia pediátrica para niños prematuros nacidos con un peso inferior a 1.500gr, en el que se basa mi Tesis Doctoral.
Pero además tendré la suerte de llevarme una mañana de grandes aprendizajes.
 
Gracias por contar conmigo.
No hay descripción de la foto disponible.

AUTOCUIDADOS DE UNA INVESTIGADORA Y MUSICOTERAPEUTA PEDIÁTRICA

CUIDARSE.png

Se me da muy bien cuidar de los demás, musical y personalmente… pero uno de mis defectos -porque los tengo, y muchos- es que siempre me dejo para el final.

En estos tres últimos años he estado centrada en el comienzo de mi carrera como investigadora, por lo que he dedicado muchos esfuerzos, horas robadas al reloj y poco descanso al que era mi sueño: investigar en musicoterapia y prematuridad. Eso, me ha conllevado un desgaste del que aún me estoy recuperando (sobre todo físicamente). En diciembre, durante un viaje a Madrid, mi espalda hizo crack (literalmente) y me quedé en el sitio sin poder moverme… cuando por fin fui capaz de ponerme medianamente erguida cogí fuerzas para ir a urgencias a que me miraran. De allí, pinchazo incluido, puse rumbo a Zaragoza en coche porque en mi cabeza estaba el “llegar” porque al día siguiente tenía sesiones de musicoterapia… ¡ilusa de mí! Lo que yo pensaba que había sido un “lumbaguito” sin importancia fue cobrando cada día que pasaba un mayor nivel, con dolor neuropático insoportable de serie. Han sido dos meses en los que he experimentado muchísimo dolor, sin poder caminar, moverme con normalidad, con el cuerpo encogido… Pero también con dolor emocional. Ese, es casi peor.

Llamadme trascendental -por mi forma de ser y mi dedicación al inicio y final de la vida-, pero con el paso de los días le he ido dando un giro a esta experiencia para sacar algo de ella: aprendizaje.

Me he dado cuenta de que me cuesta pedir ayuda. He tenido la falsa creencia de que puedo con “todo”… y no es así. La gente que te quiere, sale en tu ayuda en cuanto das un silbidito, pero hay que darlo. Sino…no se enteran. Esa es responsabilidad mía.

Por otro lado, y aunque parezca obvio,  no puedo cuidar sin cuidarme. Porque no soy una supernada y necesito mis espacios de relax, calma y “regeneración”. Soy perfectamente prescindible para todos (y lo digo desde el cariño), menos para mí. Así que estoy viendo mis limitaciones o como diría mi amiga Fátima, siendo realista con las horas del día y lo que puedo/quiero hacer. Robarle más horas a las 24 que tiene el día no es ni sano ni recomendable, además de que la trampa al final te pilla. 😉

Y… ¿ahora qué? Porque eso del “darse cuenta” está bien, pero ponerlo en práctica es más complicado de lo que parece.

Pues ahora mido más el peso de los instrumentos que cojo (sí, a veces voy como una verdadera sherpa) ya que mi espalda no está bien (el tema diagnóstico, para otra vez). Pero además ahora voy a nadar para mejorar mi cuerpo en el agua y al spá-sauna para masajearlo, además de al fisio/osteópata. Conduzco menos (porque es cuando más me molesta) y además estoy haciendo “higiene” postural, que es muy importante. Sobre todo por la cantidad de horas que me tengo que volver a pasar sentada en mi despacho mientras escribo artículos, abstract, etc.

Y tatuándome en el interior que no soy una superwoman, que puedo permitirme estar un día, dos (o los que necesite) descansando, que mis momentos de tranquilidad son muy necesarios. Y sobre todo, habiendo aprendido que primero te tienes que cuidar tú para poder cuidar a los demás.

Musicoterapia en UCI Neonatal

Este fin de semana he impartido docencia sobre musicoterapia en uci neonatal dentro de la formación del Máster de Musicoterapia de Música y Color en Madrid.

No hay descripción de la foto disponible.

Ha sido un auténtico placer encontrarme con un grupo de estudiantes increíbles con muchas ganas de aprender. Durante 8 horas (debo de decir que si no me llegan a pedir el “parón” de café mañanero, casi las hago del tirón) estuvimos inmersos en la etapa prenatal y lo que se trabaja desde la musicoterapia para poder así hacer el puente hacia la prematuridad, qué es, qué implica y cómo desarrollo mi trabajo en este ámbito.

Fueron 8 horas, que parecen muchas pero siempre se hacen cortas. Espero que durante ese tiempo fuera capaz de dejar bien metida la semilla en cada uno de ellos para que brote cuando sea el momento. Intuyo que fue así por las palabras de los estudiantes, y porque al final -a pesar de no habérnos hecho foto de grupo ¡perdón!- estas fueron nuestras caras. ¿Alguien diría que llevaban toda la jornada escuchándome?

85020730_595619274610048_3089896319959957504_n.jpg

84876904_188319005869130_3068306361176555520_n.jpg

¡Gracias por todo!

Investigación en musicoterapia en el Vall d’Hebron

Gracias a la invitación de la Dra. Fátima Camba este próximo martes 28 de enero estaremos compartiendo una jornada sobre investigación en “Musicoterapia en el inicio y el final de la vida: prematuridad y cuidados paliativos pediátricos“. Será un espacio para poner evidencia científica a una profesión todavía no reconocida en nuestro país y que apoya gran parte de la comunidad médica en su implementación en el ámbito hospitalario.

Pero también será un momento para poder explicar la metodología de trabajo que desarrollamos en Latidos Musicoterapia después de muchos años de estudio , intervención e investigación, poner el foco de atención de la figura del musicoterapeuta en los equipos interdisciplinares para ofrecer un cuidado integral al paciente y su familia, así como observar videos de intervenciones, niños y familias que hemos acompañado a lo largo de estos 11 años como musicoterapeuta.

Y GRACIAS al Institut de Recerca Vall d’Hebron por incluir a la musicoterapia dentro de su programación de seminarios y conferencias.

Captura de pantalla 2020-01-17 a las 9.44.53

Música para Nacer: nueva propuesta para este 2020

Me ha llevado tres años, los mismos que hace que fui madre, volver a abrir un espacio de musicoterapia preventiva dedicado a la etapa prenatal. Tenía, primero, que cuidarme como madre para poder acompañar a otras mujeres (y a sus parejas) en el camino de transformación de mujer a madre.

Hace unos meses ocurrió una de esas serendipias que hizo que de repente me viera con las dos manos en mi vientre, haciendo movimientos de balanceo mientras comenzaba con una mamá embarazada de mellizas. En un momento de la sesión, la mamá comenzó a llorar de amor cuando la música a acompañaba y su voz iba especialmente dirigida a sus hijas por nacer, que se movían en su interior. Ese instante, lleno de amor, me emocionó. Me hizo respirar y decidir que este nuevo año comenzaría estos ciclos de musicoterapia prenatal.

A través de este ciclo de encuentros, se pretende fomentar el vínculo afectivo prenatal, tomar conciencia de la escucha intrauterina del bebé, y potenciar la comunicación con el bebé por nacer.

Por otro lado, familiarizar a los padres con los elementos de la música y con el uso de su propia voz, mientras se utiliza la vibración y resonancia de la propia voz para activar la conciencia de las diferentes zonas del cuerpo, especialmente de aquellos que intervienen en la gestación, trabajo de parto y/o puerperio. Y, finalmente, utilizar la música con fines comunicativos y expresivos para la mejora del bienestar físico-emocional de la mujer gestante (y del padre o persona que acompaña) y el bebé.

Emocionada…

Emocionada -y tremendamente sorprendida por tooodo el cariño que he leído estos días- os doy las GRACIAS de todo CORAZÓN.

Recibir el Premio Extraordinario de Doctorado (Extraordinary PhD Award) en el acto institucional que se realizará en la Universidad Pontificia de Salamanca el próximo mes de enero hará que comience este 2020 con la sensación maravillosa de que todo ese esfuerzo -titánico en algunos momentos- que realicé desde el 2016 cuando tuve que cambiar mi tesis doctoral, comenzar de cero en una ciudad nueva criando a mi bebé en solitario (con toda mi familia apoyándome), iniciando mi proyecto personal de Música para Nacer y Crecer en Zaragoza, teclear a horas intempestivas, revisar artículos incluso cuando se me cerraban los ojos, e ir a realizar las sesiones de musicoterapia/observación a las 3 UCIN (2 en Zaragoza y 1 en Logroño) haciendo miles de encajes de bolillos… se haya transformado en un maravilloso sueño hecho realidad.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS a todas las personas que de una manera u otra me han ayudado a conseguirlo.

[Así, como veis en esta imagen, comenzó todo]

La imagen puede contener: 1 persona, sentado e interior

Premio Extraordinario de Doctorado / Extraordinary PhD Award

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, personas de pie e interior

Sí, es una imagen movida y borrosa.

Tengo muchas otras que podrían ilustrar un momento académico tan importante, pero ésta es la que capta un instante de vida. Queda reflejada toda la emoción vivida ese día: la defensa de mi tesis doctoral.

Detrás de esos minutos, que se me hicieron más cortos que nunca, hay muchos años de esfuerzo, de cambios, de lágrimas pensando que no sería capaz de hacerlo, y de sonrisas cruzadas con familias a las que conocí a través de esa investigación. Hay niños prematuros que fallecieron por las complicaciones clínicas derivadas de la propia prematuridad, otros a los que sigo viendo semana tras semana en las sesiones de musicoterapia.

Hoy me han notificado que me han otorgado el Premio Extraordinario de Doctorado y me he sentido realmente afortunada y agradecida. Y -como no podía ser de otra manera- este premio es para todos los bebés prematuros que he conocido, sus familias, y ARAPREM.

GRACIAS ♥️